Venus Freeze: Utiliza pulsos magnéticos y
radiofrecuencia (rf) octopolar para lograr
resultados superiores estéticos faciales y
corporales, esto se traduce en disminución de
centímetros (contorno corporal), mejora la
calidad y elasticidad de la piel (cara y cuerpo).
Es un dispositivo muy cómodo que no causa
incomodidad en el paciente, logrando
resultados rápidamente y a largo plazo. Se
puede utilizar como terapia única, asociar a
otras tecnologías o a otras terapias de
estética.